Dentista en Carmona brackets autoligado

Los brackets de autoligado son una técnica que está popularizándose mucho porque elimina la necesidad de usar mecánica tradicional que obliga a extracciones más frecuentes. Con esta fórmula se reduce la fricción al mínimo entre los brackets y los pacientes reciben un tratamiento más rápido y cómodo, con menos citas.

Los ortodoncistas, cuando acuden a métodos tradicionales, tienen que tirar de los dientes apiñados para ir abriendo espacio. Con los brackers de autoligado, esta presión es natural, es el propio organismo el que utiliza sus procesos adaptativos para ir creando hueco de manera natural. Por otra parte, este sistema evita tener que usar aparatos extraorales que resultan poco cómodos y expansores dentales que pueden ser muy dolorosos.

¿Qué beneficios ofrece esta técnica de ortodoncia?

Los brackets de autoligado ofrecen resultados muy eficientes sin necesidad de usar aparatos extraorales ni extracciones dentales. Proporcionan un mayor confort a la persona que los usa sin que esta tenga que acudir a la clínica para reajustarse los arcos. Es un sistema mucho más fácil de mantener limpio y que puede reducir el tiempo de tratamiento hasta en siete meses en el mejor de los casos, con resultados de una calidad asombrosa.

Los brackets de autoligado utilizan aparatos sin ligaduras que no necesitan apretarse y son suaves con tejidos y dientes, los arcos tienen memoria para ajustarse de manera inmediata al movimiento de los dientes, provocan una alineación rápida que induce a una mejora en la estética facial y reducen en gran medida la fricción, para poder mover los dientes de manera rápida y cómoda.

¿Quién puede someterse a tratamientos de este tipo?

Este tipo de ortodoncia está indicado para cualquier paciente, pero es importante estudiar cada caso de manera personalizada, pues no funciona como una técnica estandarizada que sirve a nivel general, sino que hay que ponerse en manos de profesionales experimentados y valorar cuál es la mejor solución en función de las características y las necesidades del paciente.