Clinica Dental Sevilla

El fenómeno de tener los dientes separados se conoce como diastema. No es una dolencia o una afección preocupante, y de hecho es un proceso que está sujeto a muchas modas, pues en la actualidad es sinónimo de belleza y hay influencers y celebrities muy conocidas que incluso se han sometido a tratamientos para conseguir cierta separación entre sus piezas dentales.

¿Por qué se producen los fenómenos de diastema?

Los dientes separados afectan especialmente a los superiores, en concreto a las paletas, los incisivos, aunque pueden aparecer en cualquier área. Con las piezas temporales, los dientes de leche, es normal que esto ocurra, pero con los años se va corrigiendo de manera natural.

Una vez aparece la dentadura permanente, cuando existe diastema, que es el espacio interdental, lo que sucede es que las piezas son más pequeñas que le hueco correspondiente. En ocasiones ocurre que la encía se une a una parte del labio superior que es demasiado grande y esta ocupa el espacio libre. Las diastemas pueden suponer un desequilibrio en la alineación dental.

¿Cómo se corrige la diastema, cómo se unen los dientes separados?

La moda de separar los dientes puede resultar peligrosa porque encare situaciones de falta de tratamiento. Si esta diastema artificial es controlada, no está sujeta a problemas, pero si el espacio que se crea entre dientes es muy amplio sí será recomendable someterse a algún tipo de corrección.

La ortodoncia es una fórmula eficaz para reducir la separación y recuperar la normalidad. No obstante, si el problema está causado por la conexión entre el labio superior y la encía, la solución pasa por un proceso de frenectomía, que consiste en intervenir sobre el frenillo para reducir su tamaño.

Otra opción interesante para tratar los dientes separados es usar bandas y retenedores junto con coronas y carillas en la parte exterior de las piezas y con ello mejorar la imagen estética.

Los dientes separados no suponen un grave problema siempre que exista un cierto control sobre estas diastemas, pero sí van a incurrir en irregularidades más graves de alineación dental cuando se deja la afección de lado.